Archivos de Textos de humor, La mayorr selección de textos graciosos. Textos cachondos, monólogos. Con la tecnología de Blogger.

bucar texto de humor




como sobrevivir con un novio poeta

Anuncios google

 

como sobrevivir con un novio poeta

 

novio poeta 4

 

Un novio pseudo poeta puede ser bueno o malo, tierno o no; buen novio o mal novio. El problema es que quiere sacar su veta literaria y su vena poética como herramienta de conquista y apareamiento, cuando en realidad lo único que logra es generar casos de arritmia, asco y alejamiento.

En casos así, a las amorosas muchachitas no les queda otra opción que hacer de tripas corazón y agradecerle al noviecito y darle un beso comisural (porque un beso de boca delataría el haber devuelto el guiso cenado tras oír cursilerías).

    No cuestione las rimas
    No se centre en los finales de los versos escritos por su pseudo poeta novio, donde utiliza la rima fácil consonante. Risa con brisa, beso con peso con hueso con queso; amor con calor; labios con sabios y así sucesivamente, sin preocuparse en generar sentido ni mucho menos belleza estética. Con que suene igual el final de cada verso alcanza. Mientras menos cuestione el purismo de las formas menos sufrirá, y más rápido llegará al final de la poesía.
    No se fije en las metáforas
    No le pida a su novio pseudo poeta que genere una metáfora más elaborada que comparar sus pechos con dos montañas, ni sus ojos con luminarias ni su andar con una danza. Es mejor que esté preparada y se evite malas sorpresas. (Si Arjona pudo triunfar con sus canciones… ¿para qué le pide demasiado a su novio pseudo poeta?)
    Foméntele el uso de los haikus
    Tampoco le van a salir correctamente a su intento de poeta que tiene por pareja, pero a usted le costará mucho menos sobrevivir 17 sílabas que tres hojas de tortura literaria.
    Huevospoetícese:huevos-poeta-3_imagenGrande
    Ponga la mente en blanco, aíslese del sonido que lo circunda, y cuando esté llegando al Nirvana diga para usted mismo: “¡Qué hermosa güeva le decían!“. La poesía no habrá sido cercana a buena, pero usted se habrá divertido un rato al menos. Y él la verá con una sonrisa sincera en la boca. Ganan todos.
    Utilice su imaginación:
    Recite en su mente un poema de Benedetti, Neruda o cualquier poeta de su preferencia, mientras pone cara de concentración, como si estuviera escuchándolo. A la vez, que la imagen de quien lo está recitando sea la cara de Brad Pitt o George Clooney. No tendrá muchas dificultades para sonreír, pero evite exagerar… no será creíble que haga un charco de baba mientras su noviecito está leyendo su composición de tercer grado de primaria.
    Interrúmpalo:
    Haga de cuenta que le va a gustar y directamente estámpele un beso a su novio pseudo poeta. De esta manera puede dedicarse a menesteres más divertidos y ahorrarse semejante martirio idiomático.
    Si no puedes con tu enemigo:
    Si no puede evitar que su novio pseudo poeta despunte el vicio de la pluma… y ya probó todo lo demás sin éxito, déjese llevar, y vuélvase extremista. Apláudale emocionada tras cada rima inocente; llore desconsolada de emoción al finalizar el poema y dígale cosas como “Ayperoquédulchemiochitodepeluche” y similares.
    Total… hay promociones de lobotomías dos por uno en la mayoría de las obras sociales.

0 comentarios:

Publicar un comentario