Archivos de Textos de humor, La mayorr selección de textos graciosos. Textos cachondos, monólogos. Con la tecnología de Blogger.

bucar texto de humor




Cómo saber si eres un hombre dominado (texto divertido)

Anuncios google

Como saber si sos dominado

WKk70AIbLf

Pocas cosas avergüenzan más a un hombre y ensombrecen más su vida que terminar entrampado en un matrimonio donde es un simple lacayo de una mujer extremadamente dominante. El "dominado", además, no sólo padece su condición de tal intramuros, sino que en cuanto esa circunstancia es advertida por su entorno, nada ni nadie puede salvarlo del escarnio, el desprestigio y la total pérdida del derecho a ser respetado.
Un dominado se identifica con las siguientes señales:

Los faltazos a los asados: El dominado siempre falta a los asados con los vagos, ya sea que se trate de compañeros del laburo, los muchachos del fútbol o los de la promoción de la secundaria. Sus excusas empiezan siendo comunes y luego, al irlas agotando, se tornan inverosímiles.

a) "Se murió mi suegra. ¿Ya la otra vez había faltado por lo mismo? No, lo que pasa es que la otra vez murió la que parió a mi mujer, y ahora murió la que había donado el óvulo".
b) "Che, no voy a poder ir, se me cagó el auto. ¿Qué?¿Me podría pasar a buscar Fabián con su coche? Eehh, y no, dejen nomás, no le puedo hacer eso a mi Fordcito".
c) "Se me cruzó una espina de surubí en la garganta y chocaba con los marcos al querer pasar por la puerta".

La expropiación de los gustos: El dominado ya no elige lo que le gusta, sino lo que su mujer le indica que debe gustarle. Diálogo típico antes de ir a una reunión de amigos:

Ella: ¿Esa camisa vas a llevar? Pero si tenés la violeta...
El: Prefiero la marrón, la violeta me deja muy puto, Yoli.
Ella: ¡Aaaayyyy, guardaaaaa, habló Rodolfo Valentinoooo! Con la busarda que tenés, la marrón te deja como un palo borracho. Dale, dale que todavía tenemos que ver qué pantalón te ponés.
Obvio que uno llega a la casa donde se hace el encuentro, y lo primero que se oye es al gracioso de turno gritando: "¡Che, miren la camisa del Nacho, se nos volvió trolanga!".
Langa castrado: El dominado es mirón. Cuando anda solo por el centro, tiene una especie de escáner incorporado que le permite detectar buenos culos en 100 metros a la redonda, y los mira sin ningún disimulo, casi con la esperanza de que la dueña del traste le diga: "Dale, nene, servite si tanto te gusta".
Pero cuando sale con la mujer, el dominado ve pasar a Jessica Cirio con una calza blanca y no atina a nada. Mantiene un inescrutable rostro de prócer que mira sólo al futuro, totalmente conciente de que su esposa tiene activado el radar que capta el más infinitesimal movimiento de pupilas de él. Sabe que una micromirada a la loba le puede costar una hermosa cagada a piñas al llegar a la casa.
Las miserias expuestas: Para la mujer del dominado, éste es una especie de electrodoméstico de cuyas fallas se puede hablar en público sin ningún tapujo. Ejemplo en un restorán al hacer el pedido:
El: Yo quiero una milanesa con fritas, con un vinoli totín.
Ella: No, no, no, que después llegamos a casa y te dormis enseguida. Mire, a él tráigale algún jugo de algo, y no sé, una comida que tenga nueces y todo eso, bien afrodisíaca. Porque últimamente...
Continuará...

f6PfHOVO9d
http://frutaexpress.blogspot.com/2009/05/como-saber-si-sos-un-dominado.html